Entradas destacadas

blog

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
1
2

El Poder del Agradecimiento y su importancia en nuestras vidas

Agradecer se ha vuelto una acción mágica y sanadora en mi vida. Mágica porque cuando estoy estresada, cansada o medio aburrida, enfocarme en el poder del agradecimiento me cambia el foco y logra mejorar mi estado de ánimo.


Sanadora porque agradecer me produce mayor optimismo y felicidad. El solo acto de agradecer es, en sí mismo, un pensamiento positivo. Es una actitud que habla bien de nosotros, de nuestra humildad y capacidad de ver la belleza en el otro y en lo que nos rodea. Es el poder de enfocarse en lo positivo de nuestra vida, de nuestra situación; es el poder que tenemos cada uno de nosotros para controlar la manera en que interpretamos lo que nos sucede.


Agradecer es un ejercicio que nos reconcilia con el mundo y nos permite valorar los regalos y bendiciones que recibimos cada día: empezando por el milagro de la vida. De esta manera abrimos puertas y ventanas para recibir con alegría y humildad lo maravilloso que llega y que ha de llegar a nuestras vidas.


Reconocer la importancia y el poder del agradecimiento es aceptar que no hemos llegado a donde estamos, solos. Es el justo reconocimiento a personas, circunstancias y fuerzas de cualquier índole que nos han impulsado hacia adelante.



¿Podemos medir el poder del agradecimiento?


Tal vez no podamos medir el poder del agradecimiento, pero con toda certeza lo podemos sentir, ¿quieres saber cómo? A través de sus múltiples beneficios:


1. Nos impulsa a estar más conscientes de nuestro entorno. El agradecimiento es un reconocimiento que haces de adentro hacia afuera, lo cual te hace más consciente de lo que te rodea y de lo que en este momento sucede en tu vida.


2. Aumenta nuestra confianza y autoestima. Agradecer te da seguridad, gracias a la sensación de merecer, de sentirte valorado, amado y reconocido por lo que eres.


3. Nos hace más positivos. Te permite mantenerte enfocado en lo positivo de las situaciones, a ver el vaso medio lleno y no medio vacío.


4. Nos sentimos más satisfechos. Te permite sentirte afortunado por lo que tienes, por lo que has logrado, por lo que has aprendido y especialmente por las personas y relaciones valiosas en tu vida.


5. Nos fortalece física y mentalmente. Las emociones derivadas del agradecimiento fortalecen tu sistema inmunológico y te habilitan con herramientas psicosomáticas para enfrentar las enfermedades.


6. Nos conecta a nuestro Ser Interior. Es maravilloso sentir la plenitud de estar en conexión con quien eres tú, conocerte, amarte y aceptarte tal y como eres. El agradecimiento definitivamente es parte básica para lograr esa conexión.


7. Nos permite sentirnos más felices. Por todas las razones anteriores, el ser agradecido te permite disfrutar de tu vida, del momento presente y de tus circunstancias. Te permite valorar tus éxitos y ser feliz.



Nuestro sabio corazón



Según resultados arrojados por estudios recientes, cuando agradecemos el corazón se «tranquiliza». Esto se refiere a que se normaliza el ritmo cardíaco, evitando enfermedades cardiacas u otros padecimientos crónicos como la angina de pecho.


De a acuerdo con los investigadores de la Universidad de California, los pacientes que manifestaron un mayor agradecimiento exhibieron una mejor salud cardíaca que otros, durmieron más y mejor, y tuvieron menos fatiga.

Razones para agradecer


Alguien que pasa por un mal momento podría pensar que no tiene nada que agradecer. Eso es respetable, teniendo en cuenta lo que puede estar viviendo. Sin embargo, eso no es del todo cierto. Es impresionante la cantidad de experiencias que vivimos cada día, desde el momento en que despertamos y que pueden darnos motivos para agradecer.


Puedes sentirte deprimido por tener a un familiar enfermo o haber perdido una amada mascota; pero, ¿y el vecino que se enteró y vino a verte para saber cómo estabas? ¿o el jefe que te permitió volver temprano a casa? Y, cuando volvías, observaste una fabulosa puesta de sol, mientras tu madre te preparaba tu comida favorita para alegrarte.


Yo veo muchas razones para agradecer acá, ¿y tú?


¡Y claro que no se trata solo de dar las gracias, sino de sentirlo verdaderamente!


Cada minuto de vida es una oportunidad para agradecer, poder ver, oler, sentir, tener a alguien a tu lado que te acompañe, que te escuche o a quien escuchar, la posibilidad de alimentarte, de dormir plácida y cómodamente, estar saludable y tener cada una de las partes de tu cuerpo que cumple una función…


¡siempre, siempre hay tanto que agradecer!


Agradecido, no conformista!



El conformismo es pensar que no hay nada más por alcanzar, que había un tope y ya se alcanzó. Agradecer, por el contrario, es reconocer lo que se ha logrado, lo que se ha aprendido en el camino, a quienes han contribuido con esos logros y aprendizajes.


Así que mi consejo es: “Siempre agradecido, nunca conforme”. En cierta forma, y dependiendo del momento que estés viviendo, el agradecimiento puede significar un cierre a un proceso que viene sucediendo y que has logrado, también puede significar la aceptación del momento presente tal y como es, sin juzgar o esperar algo diferente; y así mismo puede significar un alto en el camino para mirar y seguir adelante mediante un proceso que se manifiesta de la siguiente manera:


1. Detente, respira y mira a tu alrededor. A veces es necesaria una pausa que te permita ver con claridad las situaciones y ponerlas en perspectiva. Una mirada detenida a tu alrededor para darte cuenta de que tienes mucho por qué agradecer y personas a quienes hacerlo.


2. Observa todo lo que das por sentado. Solemos tener la presunción de que algunas cosas y personas en nuestras vidas están allí simplemente porque deben estar…y punto. Esto nos impide darles su justo valor y reconocer la contribución que nos hacen: simplemente las damos por sentado. Agradecer por todo eso, a lo que crees tener derecho, puede darte una visión muy diferente de la vida.


3. Agradece, pero no solo en tu interior. No se trata solamente de sentirte agradecido y guardarlo en tu interior, el poder del agradecimiento también está en exteriorizarlo, ¿debes llamarlo y decirle gracias? No necesariamente; pero ¿que tal un café, una visita para conversar o algo de apoyo emocional? Eso es agradecer y mostrar afecto a la vez.


Me cuesta mucho SENTIR O EXPRESAR MI AGRADECIMIENTO


Si estás consciente de la incapacidad que te impide exteriorizar expresiones de gratitud, reconocimiento u otras emociones similares, estás en el sitio correcto.


Tal vez sientas que es hora de transformar tu vida y recuperar esas relaciones personales que se están deteriorando lentamente.


El coaching de vida es lo que buscas si consideras que ha llegado el momento de hacer cambios duraderos en ti y en tu forma de relacionarte con los demás. No tenemos porqué saberlo todo, y el que estés aquí es una clara muestra de tu búsqueda de soporte profesional para la transformación que necesitas.


Tú vida puede ser lo que tú decidas que sea; así de simple.


Piensa en ti



Si has decidido tomar las riendas de tu vida y hacer cambios que marquen la diferencia, empieza por hacer una pausa y agradecerte. Sí, como lo lees. Mucho hemos hablado de agradecer a otras personas o por otros motivos, pero, ¿qué tal y si te das las gracias?


Tantas veces creíste flaquear y no lo hiciste, pensaste en renunciar y tampoco. Has tomado decisiones, hecho elecciones, perdido seres amados, «fracasado» y vuelto a empezar…y aquí estás.


Te mereces ese reconocimiento por ser y estar.


Prueba y verás cómo esa simple acción de darte las gracias desde lo más profundo de tu ser, funcionará como esa inyección de energía, seguridad, confianza y autoestima que necesitas para seguir adelante. Demuestra el poder del agradecimiento en ti.



Equipo TransFormar

info@transformar.com.co

Visítanos en Facebook

Contáctanos vía WhatsApp


blog

TRANSFORMAR ENTRENAMIENTO Y COACHING

+57 313 884 8596

info@transformar.com.co

Bogotá - Colombia

© 2017 TRANSFORMAR